Durante el embarazo, tu cuerpo sufre grandes cambios. Sin embargo, estar embarazada no significa renunciar a estar guapa.

¿Qué te ocurre durante el embarazo?

En los nueve meses que dura el embarazo ocurren en nuestro cuerpo innumerables cambios hormonales, emocionales y en la forma de nuestro cuerpo. Si somos precavidas, constantes y cuidadosas estos cambios no deberían generan estragos.

El aumento de peso es uno de los primeros cambio estético que se produce, también la piel está mas propensa a sufrir  la aparición de estrías. Las ESTRÍAS son cicatrices producidas por el cambio de peso y el estiramiento extremo de la piel. La capacidad elástica de la piel llega al límite y las fibras de colágeno y elastina se rompen. Generalmente se producen en el abdomen, muslos y glúteos.

Otro cambio importante es el aumento de la CELULITIS en muslos y glúteos y se debe principalmente a la retención de líquidos, ya que se ralentiza la circulación y se produce dificultad en eliminación de las toxinas. Todo esto debido al aumento de presión en el abdomen por la presencia del bebé, aumento de peso y los cambios hormonales.

¿Qué podemos hacer para minimizar las secuelas del embarazo?

Las ESTRÍAS, la CELULITIS o el sobrepeso durante el embarazo se pueden prevenir cuidando la piel y otros aspectos como la alimentación o el ejercicio apropiado. Lo ideal es el aumento de 9 a 12 kilos durante los nueves meses.

La ALIMENTACIÓN desempeña un papel importante a la hora de mantener un buen aspecto durante el embarazo. La mujer debe llevar una alimentación rica y equilibrada. Los alimentos, que contienen vitaminas E, C, B5, ayudan a eliminar sustancias tóxicas del organismo, reparar y mantener los tejidos. Estas vitaminas se encuentran en alimentos como los huevos, el pan integral, pescado, almendras, pipas de girasol, el kiwi, las fresas o las naranjas. Es aconcejable solicitar ayuda de un experto en nutrición para calcular los requerimiento calóricos y recomendarte los alimentos mas adecuados para suplir las necesidades de ambos, sin las consecuencias del sobrepeso.

La HIDRATACIÓN es fundamental para que el cuerpo de la mujer funcione mejor, sobre todo durante el embarazo. Beber aproximadamente dos litros de agua favorece la circulación sanguínea, ayuda a eliminar toxinas innecesarias del organismo y a reducir la retención de líquidos.

El EJERCICIO moderado es beneficioso para tonificar los músculos y mantener la flexibilidad durante el embarazo. El PILATES y el YOGA para embarazadas son de los mas recomendados. Los ejercicios del método PILATES fortalecen el abdomen, espalda y músculos del suelo pélvico sin sobrecargar tus articulaciones, no solo mejoran la flexibilidad muscular para el momento del parto, también ayudan al control de peso y tonicidad, con lo cual se logra una mejor recuperación después del parto. Aprender a respirar correctamente y mantener la musculatura fuerte son algunos de los objetivos del YOGA , ideal para embarazadas que además, reduce los síntomas depresivos durante la gestación producto de los cambios hormonales que sufre la mujer. Todos los ejercicios que se realicen deben ser supervisados por un profesional especializado en embarazadas, ya que el tipo de ejercicio debe estar adaptado al binomio madre/hijo. También se recomienda aquellos que no requieran un gran esfuerzo físico, como caminar o nadar

Una mujer embarazada puede recibir tratamientos de estética pero siempre han de cumplir unas premisas y no todo vale.

En principio no se deben usar productos cosméticos porque podrían penetrar a través de la piel y pasar a sangre y de ahí al cordón umbilical, de forma que pueden provocar alteraciones en el feto.

Algunos expertos aseguran que principalmente se utiliza aceite de almendra para masaje, pero quedan descartados los aceites esenciales. Entre los aceites más recomendados para las embarazadas están:

La rosa mosqueta este es un gran aliado para nutrir y regenerar tejidos, aplicarlo de 2 a 3 veces al día, en barriga, pecho y lumbares, para evitar las estrías. También son aconsejables los aceites de almendras dulces, el aceite de jojoba, el aceite de germen de trigo y el aceite de avellanas.

Para aliviar la picazón que se presenta en el abdomen, es esencial mantener bien hidratada la piel. Evitar la humedad y el calor, vestirse con prendas de tejidos naturales. Es muy importante no rascar la zona; no se sentirá alivio y pueden romperse los tejidos.

Los MASAJES anti-estrés, en cuello y hombros, en las piernas, pies o cabeza son los tratamientos que más se llevan a cabo. No tienen ningún tipo de contraindicación y además ayudarán a la futura mamá a sentirse mucho más tranquila y guapa.

El DRENAJE LINFÁTICO para tratar la retención de líquidos es uno de los tratamientos más solicitados y efectivos, es recomendable que sea realizado por un Fisioterapeuta, lo cual le permite a la embarazada sentirse mejor al aliviar la sensación de cansancio, presión y peso de las piernas sin que corra riesgo su bebé.

El uso de TINTES para el pelo está permitido sólo aquellas tinturas exentas de amoniaco y después de haber pasado el periodo de formación de órganos del bebé, es decir después de la semana 12 de embarazo. El alisado definitivo del pelo o la DEPILACIÓN LÁSER, al igual que los masajes reductores están contraindicados en todo el embarazo.

Durante el embarazo las variaciones hormonales pueden causar acné, manchas (cloasma); o al revés, piel muy seca, dermatitis. Es necesario comenzar el cuidado de la piel cuanto antes mejor. Si observa que se está manchando, aplique protección desde el 1º día. Una crema hidratante con SPF alto, mas de 50 es recomendada. También para evitar la aparición de manchas conviene que los productos de cuidado facial diario (hidratante, sérum, maquillaje) incorporen alta protección solar. Las cremas antimanchas están contraindicadas.

El embarazo es un momento especial en la vida, si bien es cierto que la mayor parte de la atención se centra en el bebé que se está formando, no debe dejarse de lado todo aquello que nos haga sentir mejor física y emocionalmente para afrontar esta nueva etapa de la vida.

En Centro médico Massana contamos con múltiples tratamientos para la mujer durante el embarazo y el pos-parto. Tratamientos para reducir grasa, estrías, celulitis, manchas, tratamientos para piernas cansadas, masajes para embarazadas, preparación física durante el embarazo , yoga, pilates y rehabilitación pos-parto.

durante-el-embarazo La Laguna

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana