¿Cuándo llevar al niño al oftalmólogo?

El oftalmólogo es una figura imprescindible los primeros años de vida de un niño.

La salud ocular de los niños está en manos de los adultos que los rodean, de ellos dependerá que los problemas oculares del pequeño sean diagnosticados de forma precoz.
Los primeros años de vida representan el período crítico de desarrollo visual, cuando las áreas visuales del cerebro se están desarrollando rápidamente estimuladas por la impresión de imágenes claras sobre la retina, de tal forma que una imagen deficiente unilateral o bilateral incidiendo sobre la retina durante este período crítico, producirá una ambliopía irreversible.

En que casos acudir a un oftalmólogo:

Si el niño desvía los ojos.
Si tiene problemas en visión próxima: se acerca al papel al leer o escribir.
Si tiene problemas en visión lejana: para ver la pizarra o la TV.
Dolores de cabeza tras esfuerzo visual.
Ojos rojos, legañas, lagrimeo.
Reflejo pupilar blanquecino.
Movimientos erráticos de los ojos.
Anomalías palpebrales.
Diferente visión entre un ojo y otro.
Antecedentes familiares de miopía, hipermetropía, astigmatismo u otras enfermedades oculares.
Revisión de la visión infantil rutinaria
Además de consultar al oftalmólogo en las situaciones anteriormente citadas, y aunque no exista ningún problema visual aparente, se aconsejan unas revisiones oftalmológicas rutinarias.

En centro médico Massana contamos con un amplio abanico de profesionales a la vanguardia en tecnología.

Cualquier duda, consulta a nuestro oftalmólogo.

oftalmologia-niño La Laguna

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana