9 trucos para aliviar los cólicos del bebé.

Mantén la calma y aplica estos nueve consejos para mejorar su estado 

Nuestra pediatra os propone algunas técnicas para aliviar los cólicos del primer trimestre del bebé.

1. Su comodidad es inversamente proporcional a la nuestra.

 Cuándo tu bebé esté en plena crisis del cólico o simplemente se muestre nervioso, colócalo boca-abajo en tus brazos. Ponte de pie, mécelo: con una mano sujeta el chupete y con la otra dale calor y protección en el estómago.

2. Intenta llevarlo en una mochila portabebé.

 Es una técnica cómoda y segura para calmarlos. Comprueba que la postura sea correcta para no desencadenar otro tipo de problemas como displasia de cadera, sufrimiento de la columna vertebral, etc.

En nuestras clases de preparación al parto os damos todos los trucos para la elección y utilización del portabebé.

3. Dale un baño de agua tibia y masajea de forma circular la barriga.

Se puede hacer con aceite o crema hidratante en el sentido de las agujas del reloj, ayudará a liberar las tensiones internas y relajar a tu bebé.

 4. Consulta con su pediatra que productos pueden ayudar a tu bebé en la absorción o expulsión de gases que le generan malestar.

5. Recuérdale su agradable paso en el vientre materno.

 Tu bebé ha pasado nueve meses cómodo y protegido dentro del vientre, hazle creer que está allí de nuevo. ¿Cómo? Envuélvelo en una manta confortable con flexión de sus piernas y dale calor. También son recomendables los llamados ruidos blancos que podrás descargar en tu dispositivo móvil. 

6. Identifica tu forma de alimentarte.

 Así encontrarás la manera de reducir sus gases. Un recién nacido no dispone en su sistema digestivo de las enzimas necesarias para la digestión de determinados alimentos como puede ser la lactosa (leche de vaca, postres lácteos, patatas, embutido…). Al ser ingeridos por la madre, pasa directamente a la leche que el bebé succiona. No te dejes engañar por las leches sin lactosa, les afectan igual.

7. Olvídate de cambiar de leche de fórmula continuamente sin que el pediatra te lo indique.

Es cierto que hay que dar con la ideal para tu bebé, pero a veces no es cuestión de la leche, sino de la inmadurez del sistema digestivo del bebé (lentitud en los movimientos, alteración en la flora intestinal…) y aquí cobra un papel esencial la paciencia y la constancia.

8. Nunca pierdas la calma.

Los bebés son esponjas ‘multiconectadas’ a los que cualquier problema emocional les afecta y pueden expresarse en forma de cólicos.

9. Normalmente los cólicos son la manifestación de un sistema digestivo inmaduro.

El tiempo es el único que va hacer que madure este sistema, pero un buen tratamiento que contemple técnicas de masaje, una correcta pauta de alimentación y, sobre todo, saber mantener la calma, facilitaran la vuelta a la normalidad de los problemas del lactante. En un par de sesiones tu bebé volverá a sentirse como nuevo.

Ante cualquier duda, consulta a nuestros pediatras.

cólicos bebé la laguna

 

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana