El baño del bebé

La hora del baño es uno de los momentos más felices para los bebés ya que el agua les recuerda cuando estaban en el útero de su mamá, lo que les hace sentir protegidos, abrigados y relajados, además de que es un buen momento para estrechar los lazos de amor que existen con los papás. Existen varios factores que debes de tomar en cuenta para el baño de tu bebé, pero también debes de saber que estos factores se modifican de acuerdo a la edad de tu pequeño.

0-3 Meses: A muchos papás y mamás, principalmente los primerizos les preocupa comenzar con las rutinas del baño por temor a lastimar al bebé. Para poder comenzar a establecer una rutina en su vida procura realizar el baño diariamente a una hora en específico. Lo recomendable es hacerlo por la noche antes de ir a dormir o por la mañana después de desayunar para que puedan tener un sueño placentero. Debes de cuidar que la temperatura del agua oscile entre los 36° y 37° y evitar bañarlos en una zona donde haya corrientes de aire. Lo primero que tienes que hacer es tener a mano todo lo que vas a utilizar durante el baño. Debes de saber que el jabón y shampoo de bebé es diferente al de los adultos ya que es hipoalergénico para evitar reacciones desfavorables en la piel de tu bebé, ojos irritados o ardor en los mismos.

Si tu bañera no tiene una especie de cama para recostar a tu bebé, puedes conseguir una esponja flotante con la forma de tu pequeño que colocas sobre el agua para que éste pueda permanecer suspendido sin que tengas preocupaciones de que se te vaya a resbalar. Recuerda que la piel de los bebés en contacto con el agua los vuelve muy resbaladizos por lo que siempre debes de mantener una mano debajo de su nuca para impedir que el agua les entre por nariz, ojos, boca y principalmente por los oídos. Para el baño solamente debes de frotar su cuerpo con una esponja muy suave y con poco jabón, procura que el baño no dure más de 5 a 10 minutos debido a que el cuerpo de los bebés pierde calor rápidamente y podrían llegar a enfermarse.

3-6 Meses: Sin lugar a dudas es una etapa de descubrimiento en todo su esplendor para los bebés, ya que comienzan a interactuar con los objetos de su entorno, por lo que es el momento preciso para que comiences a realizar dinámicas durante el baño. Es común que los bebés comiencen a patear y manotear dentro de la bañera salpicando todo a su alrededor, así que prepárate para limpiar todo después del baño e inclusive ten listo un cambio de ropa para ti. En este período puedes comenzar a bañar a tu bebé contigo, pero ten en cuenta que si no te sientes muy seguro(a) para bañarlo piel con piel deberás de utilizar una playera para evitar que se resbale tu pequeño. De igual forma para comenzar con estos baños puedes realizarlos sentado(a) para tener más seguridad. Disfruta el momento y canta canciones a tu bebé para hacer del baño un momento alegre y feliz, ya que son estas pequeñas acciones las que determinaran en un futuro si tu hijo disfruta del baño o al contrario no pueden escuchar la regadera abrir por que salen despavoridos.

6-12 Meses: En este período puedes implementar varias actividades dentro del agua con tu bebé. Expertos sugieren que los mantengas lo más activos durante el baño posibles para que realicen ejercicio o juegos dentro del agua. Te recomiendo comprar en una juguetería animalitos para el agua: ballenas, delfines, pingüinos, tortugas y todos los animales marítimos que te puedas imaginar y tus hijos pasarán momentos sensacionales jugando con ellos. De preferencia busca que tengan algún sonido al apretarlos o que saquen agua, a los bebés los vuelve locos. Muéstrale un animal, dile su nombre y el sonido que hace para así ir familiarizándolos con la naturaleza y ayudarlos a identificar sonidos y palabras. De igual forma puedes crear una historia con ellos, o simplemente hablarle a tu bebé de lo que hiciste en el día, lo mucho que lo quieres, anécdotas, etc. Esto hará que tu bebé se sienta comunicado y establecerán un vínculo bebé-mamá o bebé-papá más fuerte. Para cerrar procura poner después del baño un poco de aceite de coco o de loción para bebé en su cuerpo masajeando sus piernecitas, brazos, tórax, espalda, manos y pies para brindar a tu bebé un sentimiento de relajación absoluta.

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana