El primer síntoma del embarazo es la ausencia de regla (menstruación) en los días esperados. Pero, muchas veces y de manera precoz, aparecen diversas manifestaciones llamativas para la mujer. Entre las más frecuentes, se encuentran las alteraciones digestivas, las más típicas y precoces, son las náuseas y vómitos. Más tarde, se asociará el estreñimiento, mamas sensibles y con aumento de tamaño, sensación de sueño y cansancio, percepción de malos olores, cambios de carácter, etc.

embarazo-la-laguna

Visitas ginecológicas

Es imprescindible que sigas un buen control del embarazo con las pertinentes visitas a nuestras ginecólogas. El ritmo y número de visitas puede depender de cada caso, siendo especialmente frecuentes si se tratara de un embarazo catalogado “de riesgo” o si se tratara de uno múltiple. En general, se recomiendan consultas mensuales, hasta el último mes, en el que se prefieren semanales.
La primera visita debes realizarla de manera precoz, habitualmente entre la sexta y octava semana, con los siguientes objetivos:
– Confirmación ecográfica.
– Datar la gestación y calcular fecha de parto.
– Descartar patología (aborto, extrauterino,etc.).
– Solicitud de primeras analíticas.
– Indicar consejos higiénicos, alimenticios, etc.
– Tratamiento farmacológico, si se requiere.
– Información precisa de las técnicas de diagnóstico prenatal.

En todas las visitas a nuestras especialistas se informa de tu estado general y se resuelven las dudas y síntomas que van apareciendo. También, se te tomará peso y tensión, y se te practicará una ecografía. Además te daremos información sobre el curso del embarazo y, cuando proceda, te realizaremos una analítica y te aconsejaremos un tratamiento farmacológico en el caso de ser necesario.
En las últimas semanas, en las visitas se incluyen el tacto vaginal, para valorar las condiciones del canal del parto, y la monitorización, para valoración del bienestar fetal.

Pruebas complementarias durante el embarazo

Durante la gestación, y a criterio de la ginecóloga, se indican y realizan una serie de pruebas complementarias, como análisis de sangre y de orina, ecografías o pruebas de diagnóstico prenatal.
Las analíticas que se practican en casi todos los embarazos son tres, distribuidas en sus correspondientes trimestres:
– Primer trimestre: analítica básica de sangre y de orina, junto a la de anticuerpos para descartar diversas infecciones: rubeola, toxoplasmosis, sífilis, VIH y hepatitis.
– Segundo trimestre: se realiza el Test de O´Sullivan, para el diagnóstico de la diabetes gestacional.
– Tercer trimestre: junto a la analítica básica, se practican pruebas de coagulación, necesarias para el parto y posible anestesia epidural.
En las últimas semanas (entre la 35 y 37) se toman cultivos de secreciones vaginales para detectar la presencia de estreptococo. En caso de positividad, se indicarán antibióticos en el momento oportuno para evitar el contagio del bebé al pasar por el canal de parto.

Momento del parto

El parto es una experiencia única que si la vives bien, la recordarás con agrado. Las sesiones de preparación al parto [enlace a preparación parto] son de gran ayuda para estar preparada para ese momento y en definitiva conocer cómo se produce y saber cómo actuar.

cute four month old baby wrapped into towels after shower in bed at home

La duración de un embarazo son unas 40 semanas. Se denomina “gestación a término” el período entre la semana 37 y 40, fechas éstas importantes y en las que son de esperar los síntomas que indican el comienzo del parto. Éstos pueden resumirse en dos: rotura de membranas y contracciones.
En el caso de rotura de bolsa, sea la cantidad que fuere y el tipo de líquido observado, la recomendación es el ingreso lo antes posible. En ese momento se valora a la paciente y si se confirma la rotura, se procede a la estimulación del parto.
Respecto a las contracciones, lo que marca el inicio del parto, es la frecuencia e intensidad de éstas. Si es el primer parto, se indica el ingreso hospitalario cuando aparezcan tres contracciones en diez minutos y con una duración de treinta segundos. Si, en cambio, no es el primer parto, se aconseja el ingreso cuando se tratan de contracciones de treinta segundos de duración cada cinco minutos.

 

 

jennifert