Consejos para evitar la depresión posparto

Es importante saber en qué consiste el trastorno de depresión posparto para poder luchar contra él, pero hay algunos consejos que pueden ser muy útiles tanto a la futura madre como a su entorno más próximo para minimizar al máximo las posibilidades de sufrir este trastorno.

Presta atención a los sentimientos y pensamientos: Por supuesto, la mejor prevención es la detección precoz, es decir, estar muy atento a los síntomas que se puedan estar desarrollando en la madre e intentar ponerles solución antes de que avancen y se conviertan en una depresión.

Para ello será importante que no intentes bloquear tus sentimientos. Debes encontrar tu espacio para hablar de lo que sientes y de lo que piensas.

Habla mucho con tu pareja, explícale tus sentimientos e intenta que te entienda, aunque no pierdas de vista que la situación también es nueva para él y que, por lo tanto, puede estar un poco desbordado también.

No juegues a la “supermujer”: No eres una “supermujer”, eres una mujer normal que acaba de dar a luz y que está intentando adaptarse lo mejor que puede a su nuevo rol y a su nueva situación personal. Debes tener en cuenta que, durante los primeros meses, el bebé probablemente necesitará una dedicación prácticamente exclusiva, por lo que tu vida personal puede quedar realmente anulada.

No a las mudanzas: Ante la inminente llegada del bebé a muchas parejas les sucede: de repente sienten que su casa se queda pequeña. Los niños, inicialmente, no requieren de un gran espacio. Mientras tenga su cunita y su espacio de descanso (que puede ser la habitación de matrimonio perfectamente) el bebé ya estará bien.

Acude a clases de preparación al parto: Aunque parezcan absurdas en un primer momento, son una gran ocasión no sólo para aprender sobre el parto y cuidado del bebé, sino también sobre nuestro propio cuerpo y nuestras emociones. Es muy probable que mientras estés embarazada acudas a sesiones de preparación al parto o a grupos de mujeres embarazadas, es ahí donde puedes conocer a gente que te puede ser de gran ayuda. Nuestro centro imparte clases de preparación física al parto, al igual que yoga para embarazadas.

Escucha música: Son innumerables los beneficios que produce la música sobre la mente y sobre el cuerpo. Tanto durante el embarazo como en el posparto es importante que no te olvides de la música. Escuchar música que nos ponga de buen humor nos hace interactuar más amablemente con los demás.

Descansa todo lo que puedas: Los primeros meses del bebé son de locura absoluta. El bebé está descubriendo el mundo, y los padres están descubriendo los límites de sus fuerzas. Es normal que los padres estén muy cansados durante el día, pero sobretodo las madres y aún más si están dando el pecho a los bebés.

Es por ello por lo que se vuelve más imprescindible que nunca aprovechar cada minuto del día que se pueda para descansar. Cuando el bebé duerma, aprovecha y duerme.

Sigue una alimentación equilibrada: Es posible que con el desajuste de horarios no sepas ni cuándo te toca comer a ti. Pero es importante que lo controles, y sobretodo que te alimentes con comida saludable: frutas, verduras, hortalizas, carne…

Cuida tu relación de pareja: Es importante que vuestro rol de nuevos padres no se sobreponga al 100% a vuestro rol de pareja. Ahora es cuando más unidos vais a necesitar estar para poder afrontar todas las decisiones que implican el hecho de ser padres. Muchas parejas tienen dificultades para llevar a cabo una vida de pareja al margen de su vida de padres y madres, para esas parejas es muy recomendable que no sientan ningún reparo en acudir a un psicólogo especializado para que les pueda ofrecer alternativas y ayudarlos a reencontrarse.

No descuides el sexo: Aunque lo más probable es que en las primeras semanas ni se te pase por la cabeza la posibilidad de tener sexo, es importante que no descuides esta área de tu vida. Recuerda que el sexo no tiene por qué significar coito, de hecho es recomendable guardar un periodo de abstinencia de coito, ya que la vagina y la musculatura de suelo pélvico suele estar bastante dolorida después del parto. Pero no te olvides de tener sexo, de acariciarte, de dejar que te acaricien.

Acude a un psicólogo: Puedes consultar a un psicólogo para que, de una forma individual, te ayude a superar estos primeros momentos de incertidumbre y de malestar que pueden acabar derivando en una depresión.

En centro Médico Massana contamos con Psicólogas para tratar este tipo de depresiones con resultados muy buenos. Lo más importante siempre es pedir ayuda.

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana