¿Cómo influye el deporte en la hipertensión?

En 2015 murieron en España 12.675 personas por enfermedades relacionadas con la hipertensión, el doble que hace 10 años. Es una crisis sanitaria relacionada con el envejecimiento de la población, la vida sedentaria y los cambios en la dieta.

En España existen más de 14 millones de personas con hipertensión. Más de la mitad de los hipertensos españoles (9,5 millones) no están controlados y cuatro millones están sin diagnosticar. Aunque todavía no se conocen las causas específicas que provocan la hipertensión arterial, sí se ha relacionado con una serie de factores; aunque algunos de ellos son genéticos, la mayoría (obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario) son derivados de nuestro comportamiento y, en consecuencia, prevenibles.

En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en España. Sin embargo, la hipertensión es una patología tratable. Si no se siguen las recomendaciones médicas, se pueden desen­cadenar complicaciones graves, tales como infarto de miocardio, hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente. Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, haciéndose gruesas y dificultando el paso de sangre a través de ellas.

La hipertensión y el deporte, como medida efectiva para rebajar o contener los valores de tensión arterial por vía no farmacológica.

¿Cómo afecta el deporte a la tensión?

El deporte y el ejercicio físico afectan a la presión arterial pero no de forma negativa sino más bien todo lo contrario. Y es que el pulso y los niveles de presión arterial de un corredor habitual siempre serán más bajos que los de una persona que no practica deporte al comportarse el sistema cardiovascular de modo más eficiente, tanto en necesidad de recursos (oxígeno) como en el transporte de los mismos (dilatación de los vasos sanguíneos).

¿Es peligroso correr con hipertensión?

Correr de manera moderada o caminar son actividades compatibles con la hipertensión y no solo eso, en la mayoría de ocasiones resulta beneficioso para las personas hipertensas porque es capaz de mejorar sus niveles de tensión arterial, con una clara incidencia en la mejora del sistema cardiovascular.

Aún así, conviene saber que si padeces hipertensión es necesario consultar con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicio físico continuado; en ocasiones resulta adecuado estabilizar los valores de la HTA antes de adentrarse en cualquier actividad física de cierta intensidad. Además, con hipertensión se recomienda una prueba de esfuerzo para valorar si se puede practicar deporte habitualmente y a qué intensidad.

Frecuencia cardíaca durante el ejercicio

El corazón de un deportista tendrá menos latidos por minuto que el corazón de una persona que no practica ejercicio físico a menudo. Así, los 60-80 latidos estándar en reposo serán menores en un corredor o deportista habitual porque su corazón no necesita trabajar tanto para bombear sangre a las zonas donde debe hacerlo. Así, un corredor profesional que corra maratones puede llegar a tener 40 latidos (o menos) en reposo frente a las 60-80 de una persona sedentaria.

Tensión arterial durante el ejercicio físico

Durante el ejercicio físico se acelera la frecuencia del corazón, favoreciendo el transporte de oxígeno a los músculos e incrementando la presión en los vasos sanguíneos. Se eleva también progresivamente la presión sistólica (la máxima). En cuanto a la presión diastólica (la mínima) puede elevarse ligeramente, aunque lo habitual es que se mantenga. Cuando el ejercicio se detiene, la presión arterial tiende a volver a sus niveles en reposo.  A este control del organismo durante el ejercicio sobre la presión arterial se le atribuye el efecto beneficioso del ejercicio sobre la HTA.

Cualquier duda, se puede poner en contacto con nuestro especialista en Cardiología.

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana