Pasos para el  Cuidado de la Piel

Paso 1: Descubra qué tipo de piel tiene: Esto es muy  importante para que sepa cómo cuidar su piel y qué productos usar. Debe saber que hay 3 tipos básicos de piel: piel seca, grasosa y mixta.

La piel seca: Se produce cuando la dermis no segrega suficiente aceite o sebo. El resultado es una piel  escamosa y una tez apagada. En casos más extremos, la piel seca que  carece de elasticidad puede ser extremadamente sensible al sol, el viento y las bajas temperaturas.

Piel Grasa: Este tipo de piel es más reactiva a las glándulas productoras de grasa, lo que hace que la cara sea brillante, especialmente en la frente, por la parte  central de la nariz y la barbilla. En este tipo de piel, los poros se agrandan por lo que es más propensa a las espinillas y acné. La piel grasa necesita de una limpieza especial para los poros obstruidos.

Piel Mixta: Las personas con piel mixta suelen tener un poco de piel grasa y/o  la piel normal o seca en diferentes partes de su cara. La piel normal tiene un aceite equilibrado y contenido de agua y tiene un tacto suave y aterciopelado, no seca ni  grasa. La piel normal tiene un tono uniforme con poros muy pequeños y, en general, sin obstrucciones. Después de un lavado  se siente suave y confortable. En la piel normal piel sólo de vez en cuando estallan algunos puntos.

Combinación: Normal a Grasa: Las personas con piel normal a grasa suelen tener la piel normal en las mejillas y la piel grasa, con poros dilatados en el área que se extiende por la frente la nariz y la barbilla. En esas zonas a menudo suelen formarse manchas.

Combinación: Seca a grasa: Este tipo de piel se caracteriza también por la piel grasa en la zona en frente, nariz y barbilla, y la piel seca, en las mejillas.

 

Paso 2: Desarrollar un buen régimen de cuidado de la piel todos los días: Hay 3 pasos básicos para el cuidado de la piel todos los días: limpieza, tonificación e hidratación

La limpieza hace justamente eso, limpia la piel, con ellos se está quitando toda la suciedad, el aceite, las bacterias y el maquillaje.

La tonificación elimina todo lo que el limpiador no hace,  restaura el nivel de pH de su piel y prepara a la piel para recibir la crema hidratante.

La hidratación ayuda a sellar los aceites naturales de la piel y actúa como una barrera entre la piel y el medio ambiente. Lo mejor es hidratar inmediatamente después de aplicar el tónico de piel. La hidratación es algo que todo el mundo con cualquier tipo de piel debe hacer, incluyendo aquellos con la piel, rica en grasas.

Además de estos pasos todos los días usted debe también, con menor frecuencia, exfoliar y usar una máscara facial. La exfoliación permite eliminar las células muertas de la piel. Con el movimiento circular los  exfoliantes  también ayuda a estimular la piel permitiendo que el oxígeno llegue a la superficie. La exfoliación es un paso crucial para las personas con piel seca o los que tienen la piel grasa deshidratada.

¿Con qué frecuencia se debe  hacer todo esto? La limpieza, tonificación e hidratación se debe hacer dos veces al día, mañana y noche. Usted puede exfoliar su piel y aplicarse  una máscara cada una o dos semanas, dependiendo de las preocupaciones de su cuidado de la piel.

 

Paso 3: Elegir los productos adecuados para el cuidado de la piel,  de acuerdo a su tipo de piel: Nuestro médico estético le puede aconsejar sobre los mejores productos para su tipo de piel y la rutina de su cuidado.

 

Paso 4: Estilo de vida: El estilo de vida tiene un impacto directo en su salud y la apariencia de su piel. Algunos consejos de un buen estilo de vida para mejorar la apariencia de su piel son:

Evitar la exposición excesiva al sol: El daño solar provoca la hiper-pigmentación (manchas marrones), que pueden convertirse en enfermedades graves de la piel. La exposición excesiva puede también exagerar y engrosar las líneas de expresión.

No fumar: La piel es un órgano grande y necesita una gran cantidad de circulación. Fumar afecta grandemente la circulación. Es por eso que la piel de los fumadores tiene una apariencia aburrida y gris.

Tener un descanso adecuado y la nutrición

Comer bien y descansar mucho. En su dieta incluya siempre  las vitaminas  C y E.

Toque la cara menos y lávese las manos mucho más: Es muy tentador  tocar, apretar la cara frente del espejo. Pero cuanto más se traumatiza la piel, mayor es el riesgo de cicatrices. Aplicar productos de tratamiento y dejarlos trabajar.

Mantenga limpio el maquillaje y reemplace las esponjas regularmente.

Haga ejercicio

Nuestro Centro Médico cuenta con la especialidad de Medicina Estética que le ayudará en todo lo necesario para su cuidado de la piel.

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana