Una especie de tirita  antiaging capaz de proteger a la piel, no de las heridas, sino del envejecimiento, incluso con potencial para restaurar algunos de sus efectos ya producidos por el paso de los años, como las arrugas, las manchas y las bolsas de los ojos. Es el último avance, aún en fase de investigación, presentado por un grupo de científicos del Massachusetts.

La piel, inevitablemente, va deteriorándose. La regeneración celular se debilita y elementos como las radiaciones ultravioleta (UV), determinadas enfermedades, las toxinas, los microorganismos, el tabaco, el alcohol, etc. precipitan este proceso en la dermis, que pierde firmeza y elasticidad. En consecuencia, empiezan a manifestarse signos como la piel flácida, las líneas de expresión, las primeras arrugas y la deshidratación.

Hace más de 10 años, el equipo de expertos del Hospital General de Massachusetts se propuso desarrollar una segunda piel, una especie de capa protectora que reuniera todas las propiedades mecánicas (elasticidad y flexibilidad) de la dermis natural y se convirtiera, además, en una solución para devolver al cutis sus atributos iniciales.

A partir de siloxano, Robert Langer y su equipo han diseñado una especie de gel. Basta con extenderlo sobre la dermis y, en segundo lugar, aplicar un catalizador de platino en formato de crema que convierte al gel en una especie de ‘film’ transparente (una película reticulada que permanece en la piel) que no sólo refuerza físicamente a la piel, también proporciona una capa de barrera transpirable. Este modelo de piel artificial mejoraba la función de este órgano en pacientes con piel seca y restauraba su estética, previniendo signos de envejecimiento como las arrugas y las indeseadas bolsas de los ojos. Al aplicar el material desarrollado debajo de los párpados inferiores, el aspecto de las denominadas ‘bolsas’ cambiaba espectacularmente. También aumentaba de forma significativa la hidratación de la zona tratada.

En definitiva, es una capa invisible, elástica, flexible, hidratada, capaz de adherirse a la piel y biocompatible con el organismo humano que logra reducir los efectos del envejecimiento, tensando la piel y suavizando las arrugas.

Hoy por hoy todavía no se comercializa, pero quién sabe si dentro de unos años podremos beneficiarnos de este gran descubrimiento.

Peeling La Laguna

 

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana