Infiltraciones de ácido hialurónico y relleno de ojeras

El exceso de trabajo, falta de sueño y las preocupaciones tarde o temprano nos pasan factura. Estos factores favorecen la aparición de las temidas ojeras que se forman debajo de los ojos, dando apariencia de rostro cansado envejecido y enfermo.

La piel del contorno de los ojos es muy fina por lo que en ocasiones deja ver al trasluz los capilares dando un tono azulado a la zona. Este tono azulado se nota más cuando estamos cansados porque se entorpece la circulación y las venas se hinchan. Los hábitos como el tabaco, alcohol, exposición al sol, frío, el insomnio y llanto agravan este tipo de ojeras.

En ocasiones se tiende a confundir las ojeras con las bolsas que se forman bajo los ojos. Las ojeras más comunes son las que se producen por un hundimiento a nivel del lagrimar y suelen aparecer por pérdida de la grasa de esa zona. Un signo de envejecimiento precoz es la profundización del surco lacrimal o valle de las lágrimas, u ojera.

Cuando las ojeras son permanentes y no son causadas por el cansancio o el estrés, existe la posibilidad de realizar infiltraciones con Ácido Hialurónico para rellenar el surco bajo los ojos. Es un método probado y prácticamente sin efectos secundarios. Este es un procedimiento en el que un médico especialista en estética con una jeringa de aguja muy fina introduce microfilamentos de ácido hialurónico bajo la piel. El tratamiento es tan suave que se realiza sin anestesia.

Es importante tomar en cuenta que el ácido hialurónico no cambia la pigmentación oscura de la piel, pero dando relleno a las ojeras mejora muchísimo el aspecto cansado que dan un aspecto envejecido. El gel de hialurónico utilizado para el contorno de los ojos no es el mismo que para el pómulo o los labios, de ahí que siempre deba ser realizado por un especialista.

Las ojeras hundidas son las ideales para rellenar con Ácido Hialurónico. El resultado es un rostro más descansado y juvenil. Este ácido da soporte a los tejidos para que esta zona se vea más pareja. Se inyecta en la zona del surco lacrimal para rellenar y levantar el sector. Es un procedimiento rápido que se realiza en una sesión, no suele producir moretones, el paciente tiene la posibilidad de insertarse inmediatamente a las actividades diarias.

El ácido Hialurónico se puede usar como relleno facial porque no es permanente, es biodegradable, el organismo lo reabsorbe lentamente de manera natural. Además, puede ser infiltrado nuevamente con el tiempo si se considera necesario. El relleno se puede ir adaptando a las características anatómicas de cada persona, las cuales van cambiando con los años esto reafirma la importancia de que las sustancias sean reabsorbibles y no permanentes, también puede darse el caso que el paciente no quede contento con el resultado, y tiene la opción de esperar que el cuerpo lo elimine o aplicar sustancias que disuelven el relleno en el plazo de horas, volviendo a su situación inicial.

Resultados.

ojeras La laguna

Consejos para evitar las ojeras o, por lo menos, disminuirlas:

– Evitar el alcohol y el tabaco.

– Hay que tratar de dormir lo necesario: La falta de horas de sueño y el estrés son unos de los principales generadores de ojeras, se recomienda descansar al menos 8 horas diarias.

-Aplicar frío: Esto le ayudará a desinflamar la zona. Puedes utilizar hielo envuelto en un paño o usar compresas frías de algodón embebido en té o manzanilla o las mismas bolsas, por 10 a 15 minutos.

-Evita el exceso de sal: Este producto es una de las causas de la retención de líquidos, esta retención puede ser muy visible en la zona de los ojos, sobre todo a primeras horas de la mañana.

– Llevar una dieta balanceada y una actividad física adecuada, lo cual ayuda a mejorar el funcionamiento del metabolismo y eliminar el exceso de toxinas.

Cualquier duda, consulta a nuestros profesionales en medicina estética.

 

centromedicomassana on sabfacebookcentromedicomassana on sabemail
centromedicomassana